Guía de alimentación para gatos caseros. | Blog Telepiensos

Guía de alimentación para gatos caseros.

25 de septiembre de 2018 · 3103 Visitas

Guía de alimentación para gatos caseros: Los gatos son carnívoros y cazadores, por lo que necesitan comer, muchas veces al día, pequeñas cantidades. Para que tu gato esté sano y feliz, es fundamental facilitarle unos nutrientes de calidad y asegurarte de que su comida es fresca y está siempre en buen estado. Para evitar problemas como aburrimiento y obesidad, la comida debe estar disponible todo el día, pero en pequeñas cantidades distribuidas en distintos puntos de la casa, para que tenga que cazarla. Nunca se deben racionar las cantidades de comida a un gato para hacerlo adelgazar. Es importante motivarlo para que esté activo y utilizar, en cada etapa de su vida, la comida adecuada a sus necesidades.

En general, los felinos obtienen de sus presas el líquido que necesitan, por lo que no beben mucha agua. En gatos caseros, esto puede suponer un problema, por lo que te recomendamos alternar el pienso (comida seca) y las latas (comida húmeda para gato), para asegurarnos de que están bien hidratados. Por supuesto, además, debemos dejar agua disponible en su bebedero, que cambiaremos varias veces al día; o, incluso disponer diversos recipientes en distintos lugares de la casa o fuentes especialmente diseñadas, para que dispongan de agua corriente y filtrada todo el día.

alimentación para gatos

La alimentación para gatos pequeños.

Los gatitos se alimentan de la leche materna, en exclusiva, hasta las cuatro semanas, aproximadamente. A partir de ese momento, irán probando, poco a poco, otros alimentos; y, a los dos meses, ya están completamente destetados y preparados para comer por sí mismos. Nunca se debería separar a un gatito de su madre antes de esta edad, pero, si ocurriera, es imprescindible alimentarlo con leche adaptada especial para gatitos (nunca con leche de vaca o cabra, pues puede producirles diarreas y comprometer seriamente su supervivencia).

¿Como alimentar a un gato de 2 meses?

Es importante facilitarles la tarea con comida húmeda específica para gatitos o pienso adaptado remojado con agua. Sus dientes aún no están a pleno rendimiento y puede que les cueste un poco masticar el pienso seco, aunque las bolitas de gatito son mucho mas pequeñas que las de gato adulto.

Los gatitos necesitan mucha energía para crecer, que les ofreceremos con fórmulas ricas en grasas y proteínas y altas cantidades de calcio, para un correcto desarrollo de los huesos. Como las cantidades que pueden comer cada vez son más pequeñas, la comida específica para gatitos contiene los nutrientes muy concentrados, para que obtengan las calorías necesarias.

Es fácil confundir los pequeños bocados de un gatito con la desgana o falta de interés por la comida, que se puede alternar con sonoras protestas, si se la retiramos. Esto es debido a que pueden comer muy poco cada vez, pero su gasto de energía es enorme, así que necesitan comer hasta 20 veces al día, para mantenerse y crecer sanos, ya que, en unos cinco meses, aumentan su peso corporal en un 2.000 %.
Ingredientes como el pavo y las gambas proveen al gatito de las proteínas necesarias, pero sin afectar a su pequeño estómago, ya que son de alta digestibilidad. El aceite de salmón, por su parte, aporta las grasas necesarias de alta calidad en omega-3.

En una dieta completa, no es necesario añadir vitaminas ni minerales, pero sí es importante asegurarnos de que contiene taurina, un aminoácido que los gatos no pueden sintetizar y necesitan ingerir de fuentes externas. La falta de taurina implica graves trastornos, entre otros problemas de visión.

Alimentación para gatos jóvenes.

Uno de los mitos de la alimentación felina es que, después de los primeros meses, la dieta ya no es tan importante y rebajan la calidad de la comida. Esto puede acarrear graves problemas de salud y comportamiento. Una dieta de baja calidad, en los gatos jóvenes en desarrollo, puede producir ansiedad, que, a la larga, deriva en una ingestión de comida exagerada en busca de los nutrientes necesarios y obesidad; pero también en estrés, agresividad y otros problemas de comportamiento derivados de la falta de nutrientes necesarios para el desarrollo del sistema nervioso.

En esta etapa, es importante, además, empezar a controlar las grasas y los alimentos que puedan producir problemas renales tan frecuentes en los felinos. Ofrecer diferentes alimentos (de calidad y formulados para gatos y no restos de nuestras comidas, en ningún caso) habituará a nuestro joven gato a la variedad de alimentos y, además, le resultará muy estimulante. En la naturaleza, se alimentaría de una gran variedad de pequeños animales, como insectos, pájaros o, incluso, reptiles. Si tiene acceso al exterior o a un jardín, lo más probable es que cace, ocasionalmente, alguna presa y también que se la coma.

Estas pequeñas aportaciones no son, en ningún caso, sustitutas de la comida equilibrada que le ofrecemos. Nunca debemos confiar en que un gato doméstico se pueda alimentar adecuadamente de lo que cace por sí mismo y tampoco debemos reducir su ración, puesto que un gato que sale al exterior también gasta más energía.

cat food cat pet indoor

Alimentación para gatos adultos.

A partir del año de vida, debemos comenzar con una dieta de mantenimiento. Puesto que esta va a ser la etapa más larga en la vida de nuestro gato, es importante que vayamos adaptando su dieta a sus necesidades particulares. La cantidad y el tipo de comida deben variarse en función de su estado de salud, nivel de actividad, temperatura del sitio donde vive, etc.

Lo fundamental es observar a nuestro gato y actuar en consecuencia, siempre consultando al veterinario. Las cantidades recomendadas en los envases son unas buenas guías de partida, pero no hay que ajustarse, de manera rígida, a ellos.

Cada gato es diferente y tendrá sus preferencias respecto a la comida. De nada nos sirve insistir en un alimento si lo rechaza de pleno, ya que disponemos de distintas combinaciones para todos los gustos. Es interesante presentar al gato diferentes alimentos, para que se acostumbre a distintos sabores. De lo contrario, pueden volverse bastante obsesivos y negarse a comer cualquier cosa que no sea el alimento de siempre.

Esto no es bueno para su salud, pero, además, puede suponer un problema grave, si, en algún momento, dejaran, por ejemplo, de fabricarlo. Es importante, sin embargo, hacer los cambios de alimento, de manera gradual, para evitar los trastornos digestivos.

Nunca se debe dejar a un gato sin comer más de unas pocas horas, puesto que existe un grave riesgo para su salud. Si rechaza un alimento, siempre podemos volver al anterior y ofrecer el nuevo en otra ocasión o buscar uno distinto. Si se niega a comer, es muy probable que exista un problema veterinario, que puede ir desde una infección en la boca hasta un resfriado que le impida oler la comida (los gatos se resisten a comer, si no pueden oler el alimento) o problema renal.

La fama de los gatos de ser extremadamente selectivos con la comida, en general, viene producida por las pautas establecidas por los dueños que usan un único alimento durante prolongados periodos de tiempo.

El pienso seco se puede distribuir por la casa, en pequeñas cantidades, para que no se estropee, motivando al gato a moverse y buscarlo, lo que hace que se mantenga en forma y de buen humor y no durmiendo la mayor parte del día. Esto reduce los problemas de obesidad y derivados del aburrimiento y de la falta de estimulación más que ningún juguete del mercado. Sin embargo, las latas de comida húmeda se estropean rápidamente, por lo que deben administrarse en la cantidad adecuada y el momento en el que van a ser consumidas, preferiblemente, a temperatura ambiente o ligeramente templadas.

Si se las damos a nuestro gato en momentos concretos del día, además, pueden servir como importante refuerzo en comportamientos que queramos enseñar. Por ejemplo, que los gatos que tienen acceso al exterior vuelvan a casa siempre para la hora de la cena.

Un gato adulto necesita fuentes de proteínas bajas en grasas, para mantener un peso adecuado, como el pollo y conejo; y una aportación de omega-3, como el salmón. La batata, como fuente de hidratos de carbono, es rica, además, en vitamina A, antioxidantes fundamentales para retrasar los procesos de envejecimiento y aminoácidos azufrados (como lisina y metionina) importantes para mantener un pH ácido en la orina y evitar la formación de los cristales más frecuentes que provocan problemas renales.

comida para gatos

Alimentación correcta para gatos senior.

Como dijimos antes, es importante mantener una alimentación de la más alta calidad en todas las etapas de la vida del gato y, en el gato sénior, puede marcar la diferencia entre un gato mayor que se mantiene activo y sano y otro que enferma rápidamente y cuya esperanza de vida se ve acortada drásticamente. Un gato no pasa de adulto a sénior de un día para otro, por lo que el cambio de dieta debe llegar en función de su estado de salud y sus requerimientos, para lo cual son fundamentales las revisiones veterinarias periódicas.

Un gato se considera senior a partir de los 8 años, pero su evolución varía mucho entre razas e, incluso, entre los de la misma. Cuando va envejeciendo, su capacidad para digerir grasas y proteínas es menor, por lo que la alimentación específica incluye nutrientes más digeribles. Puede ocurrir que algunos bajen de peso de manera notoria, pese a comer la misma cantidad, por esta dificultad en la digestión, y es importante buscar el alimento que mejor les siente, para evitar problemas.

También puede ocurrir que pierdan dientes o tengan dificultades para oler o masticar la comida. Por eso, la formulación de la comida para gatos sénior es más apetitosa y fácil de masticar, con trozos más pequeños y palatables. Si nuestro gato mayor empieza a perder peso, debido a que rechaza la comida, es importante consultar al veterinario y centrarnos en ofrecerle sus alimentos preferidos, para asegurarnos de que está bien nutrido.

En esta época, pueden volverse muy selectivos con la comida, incluso, aquellos que no lo eran y hay que extremar la limpieza de los comederos y la zona donde se colocan, además de asegurarnos de que la zona es tranquila y cómoda y está libre de corrientes de aire o ruidos que puedan molestar.

Los alimentos a base de pescado suelen ser más atrayentes para los gatos inapetentes (aunque también son adecuados para los gatos adultos y, especialmente, para aquellos que necesitan controlar su peso). Ingredientes como los arenques, los mejillones y las sardinas son apetitosos y fácilmente digeribles. Aportan una cantidad importante de omega-3. El brócoli, por su parte, aporta vitamina A, grandes cantidades de antioxidantes y aminoácidos como lisina y metionina.

La comida específica para gatos sénior contiene grasas de alta calidad, pero en cantidades mucho menores que las indicadas para otras edades. Puesto que la pérdida de peso suele estar relacionada más con problemas de digestibilidad que con la cantidad ingerida, no se trata de aumentar las grasas, sino de que las que contiene la comida puedan ser aprovechadas por el animal.

Los gatos mayores, por lo general, disminuyen, poco a poco, su nivel de actividad y necesitan, por tanto, menos calorías. Por lo que también hay un porcentaje que, con la edad, aumenta de peso de manera progresiva, lo que, a su vez, provoca que se muevan menos y entren en un círculo vicioso que pone en riesgo su salud. Este aumento de peso, en muchas ocasiones, no es percibido por los dueños, por ser gradual, hasta que ya es evidente y tenemos un gato obeso.

En esta etapa, es importante facilitar a nuestro gato una dieta adaptada a su condición, nunca continuar con la de mantenimiento y reducir la cantidad (para evitar el sobrepeso).

A los gatos de todas las edades se les puede dar snacks sin problemas. Para aquellos que tengan sobrepeso, deben darse snacks naturales sin aditivos ni conservantes y sin materia grasa. Siempre hay que pensar que los snacks no sustituyen a una alimentación y que deben ser siempre complementarios de una dieta equilibrada.

Recuerda que tienes mas consejos sobre la salud.

Déjanos tu comentario (0)

Aún no hay comentarios. sé el primero en comentar.

Al enviarnos tu comentario, estás aceptando nuestras condiciones de uso