Los secretos del adiestramiento canino | Blog Telepiensos

Los secretos del adiestramiento canino

27 de agosto de 2018 · 1143 Visitas

Los secretos del adiestramiento canino, acabas de incorporar a un perro a la familia. O quizá ya llevas una temporada con él. ¿Sabes lo que tienes que hacer para educarlo, enseñarle normas, trucos, habilidades, aprender a comunicarte con él, comprenderlo? En este artículo te lo explicamos. El perro es, por encima de todo, un animal social. Tal y como lo son sus parientes los lobos. Y aunque hay sensibles diferencias en cuanto a comportamiento y modelos de jerarquización entre unos y otros, hay cierto consenso a la hora de considerar a los perros, de alguna manera, como lobos inmaduros, eternos cachorros de lobo que prefirieron quedarse a vivir y depender de las personas.

Para poder fijar tus objetivos de adiestramiento y garantizar que vuestra relación sea lo más satisfactoria posible, antes de nada tienes que saber cuáles son las bases del comportamiento canino, qué fuertes mecanismos le llevan a vincularse contigo y de qué manera su genética determina su comportamiento e instintos.

Las técnicas del adiestramiento canino se fundamentan en estudios científicos sobre comportamiento y aprendizaje, principalmente. Pero también sobre etología y veterinaria. A través del adiestramiento, enseñarás a tu perro una serie de habilidades o comportamientos que después deberéis mantener en el tiempo. Para enseñar a un perro se pueden seguir distintos modelos, pero en la actualidad se recomienda utilizar las técnicas en positivo: respetuosas con el animal y basadas en recompensas y premios. También nosotros te recomendamos que sigas estas técnicas o que trabajes con profesionales que las empleen.

El comportamiento de los perros depende de cuatro factores, y son los que han de tenerse en cuenta al diseñar cualquier programa de adiestramiento. Estos factores son: la genética, las experiencias, el referente social y el entorno.

La genética forma parte de la programación biológica del perro y es un elemento que no podemos modificar, nos viene dado ya. La genética determina la raza y la familia del perro, también determina comportamientos innatos que debemos tener en cuenta a la hora de plantearnos técnicas adecuadas y objetivos durante el adiestramiento.

Las experiencias del pasado del perro son otro elemento fijo que no vamos a poder cambiar. Por eso es sumamente importante proporcionar entornos seguros y familiares a los cachorros, permitiendo que vivan con el resto de su camada y con su madre hasta haber cumplido como mínimo los dos meses. Así mismo, es fundamental favorecer una correcta socialización con personas, ambientes y ruidos.

El referente social es la persona más influyente en el perro, que no tiene por qué coincidir con la figura del propietario. El perro se fijará en ese referente a la hora de gestionar situaciones y aprendizajes. Cabe señalar que habrá ocasiones en las que el referente social coincida con todo el núcleo familiar, por lo que será especialmente importante que todos sus miembros mantengan una estricta coherencia en su trato con el perro. Todos deben compartir unas mismas normas y límites.

Finalmente, el entorno determinará comportamientos muy diferentes en tu perro: no se va a comportar igual en un entorno urbano que en otro rural, en una casa o en un piso, rodeado de amigos y familiares o con personas desconocidas…

Una vez tengas claras cuáles son las bases del comportamiento de tu perro, podrás empezar a practicar métodos de adiestramiento con él.

adiestramiento canino dog

Cómo adiestrar a un perro.

Lo primero que tienes que hacer es buscar un lugar tranquilo donde tengas la seguridad de que no vais a ser molestados por nadie. Para facilitar que el perro te preste atención y al mismo tiempo convertir las sesiones de adiestramiento en algo divertido, emplea algunos minutos en jugar con él. Esto le hará tener una predisposición positiva al trabajo.

Procura que las sesiones no sobrecarguen al perro ya que un adiestramiento largo o excesivamente intenso puede ser contraproducente, pudiendo derivar en comportamientos indeseados y también en lesiones físicas. Utiliza juguetes y galletas, con los que premiarás y reforzarás las conductas aprendidas. Y nunca castigues al perro. Lo primero, porque no es efectivo. Y, además, porque solamente conseguirás frustración y un debilitamiento de la confianza de tu perro hacia ti.

El adiestramiento canino en positivo.

Toda conducta que nos propongamos enseñar a un perro, se puede conseguir practicando el adiestramiento en positivo. Los métodos en positivo se caracterizan por premiar las conductas deseadas e ignorar las erróneas, reduciendo poco a poco la probabilidad de ocurrencia de estas últimas y favoreciendo la ejecución de las primeras. Algunos de estos métodos son: el cognitivo-conductual, empleado principalmente por profesionales del adiestramiento; y el entrenamiento con clicker, cuya aplicación es muy sencilla incluso para los más principiantes.

El adiestramiento con clicker aprovecha los mecanismos del condicionamiento clásico pavloviano y del condicionamiento operante, consiguiendo unos resultados muy rápidos y permanentes en la adquisición de conductas. Consiste en asociar un sonido inicialmente neutro, producido por un pequeño dispositivo metálico (el clicker) al logro de una recompensa (generalmente, comida o galletas). Cuando el perro tenga claro que a ese sonido le va a seguir siempre una galleta, será cuando empezaremos a premiar cada vez que haga las conductas que deseamos enseñarle, siguiendo el siguiente esquema:

Conducta deseada = «click» + galleta
Conducta no deseada = no «click» + no galleta

A grandes rasgos, este es el mecanismo del adiestramiento con clicker. Para su correcta ejecución, te invitamos a que investigues en los blogs de los diferentes expertos que existen y descubras también la cantidad de habilidades que puedes enseñar a tu perro siguiendo este método.

adiestramiento canino perro dog

Cómo enseñar al cachorro.

Seguir una rutina positiva de adiestramiento con tu cachorro os proporcionará sin duda un fuerte vínculo que durará toda la vida. Solamente tienes que tener en cuenta un par de advertencias:

En primer lugar, cada sesión de adiestramiento debe ser muy corta, y hacer muy pocas repeticiones de cada vez.

En segundo lugar, enseña conductas que sean muy sencillas y adaptadas a la edad del cachorro. Con cada pequeño avance, tu cachorro ganará también más y más predisposición al aprendizaje.

El clicker es un método muy recomendable para los cachorros. Al principio procura ser poco exigente y premiar mucho, lo cual le motivará enormemente para obtener la recompensa.

No olvides que nunca debes regañar al cachorro durante el adiestramiento: él siempre se esforzará por hacerlo bien, así que no pierdas jamás la paciencia y te recordamos los sección de salud.

Déjanos tu comentario (0)

Aún no hay comentarios. sé el primero en comentar.

Al enviarnos tu comentario, estás aceptando nuestras condiciones de uso